bardana

bardana

 

Beneficio: Contrarresta los efectos de las sustancias químicas tóxicas que entran
al cuerpo.
– Ejerce una acción antimicrobiana y antibiótica sobre infecciones
urinarias.
– Facilita la eliminación de impurezas de la piel.
– Purifica la sangre y restaura el funcionamiento del hígado y la vesícula
biliar.
– Estimula el vaciado de bilis de la vesícula biliar al intestino.

 

Uso Recomendado de bardana

Tomar dos cápsulas dos veces al día con los alimentos

Ingredientes

Raíz de bardana (Arctium lappa), estearato de magnesio, dióxido de silicio

 

La bardana contiene compuestos activos como poliacetilenos, flavonoides (lignanos y glicosidos) y arctiginina.
Es una planta antibiótica, antifúngica, antiinflamatoria, depurativa, desintoxicante, diurética moderada, laxante y tónica hepática.
Los compuestos poliacetilenos tienen una acción antibiótica útil para destruir las bacterias y hongos causantes de enfermedades infecciosas del tracto urinario.
Es depurativa de la sangre y del organismo gracias a su actividad sudorífica y ligeramente diurética; esta acción se debe a su contenido en aceite esencial y sales minerales potásicas. Facilita la eliminación de impurezas a través de la piel y del aparato urinario.
Tiene una acción tonificante en el hígado para mejorar su función, lo cual ayuda a disminuir o a evitar la irritabilidad durante el período premenstrual,
también ejerce una acción diurética para minimizar o evitar la inflamación del vientre.
Muchas condiciones de la piel, tales como la psoriasis, el eczema, el hervor de sangre y otras manifestaciones eruptivas, obedecen en parte o totalmente a problemas de intoxicación del hígado. Por lo cual para desinflamar y limpiar la piel primero se debe desintoxicar el hígado y la sangre.
La bardana es muy útil en el tratamiento del acné, seborrea, forúnculos, erupciones como varicela o sarampión, eccemas y dermatitis en general.